Exploring Panama

Usted está aquí

Explorando y
enamorándose
de Panamá

14 razones para salir
de la burbuja de STRI

Febrero 15, 2019

Panamá
por Katie Griswold

Para muchos investigadores visitantes, el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales se convierte en más que un trabajo. Se convierte en tu hogar y tu círculo social primario, tanto así que a veces olvidamos que hay un mundo allá afuera. Pero sería negligente omitir todas las oportunidades más allá de la burbuja de STRI. Aquí hay 14 razones para salir y explorar.

1. La ciudad de Panamá es una rotación casi constante de festivales y eventos culturales.

Carteles en la ciudad anuncian las fechas y lugares de conciertos al aire libre, estrenos de cine, representaciones teatrales, exposiciones especiales en museos, festivales de música y mucho más. La mayoría de estos eventos son gratuitos.

Ciudad de Panamá. Crédito: Miguel Bruna en unsplash.com

2. Pero se dice que el verdadero Panamá existe fuera de los límites de la ciudad.

Si bien ambos son partes auténticas de la cultura, el sentimiento es como si hubiera dos países distintos: Panamá y la ciudad de Panamá. Los pequeños pueblos en el campo reflejan un estilo de vida más tranquilo y orientado a la familia.

Viñetas en Panama Oeste. Crédito: Katie Griswold

3. Es uno de los mejores lugares del mundo para practicar tu español.

Puede que no hables mucho español en tu laboratorio, pero lo harás en cualquier otro lugar. Los panameños tienen cientos de expresiones que no aprendes en tu clase de la universidad. Las personas son pacientes y educadas, incluso cuando tu gramática no es perfecta. Además, la lectura mejorará tu fluidez y vocabulario.

Cafe y Neruda en Boquete. Crédito: Katie Griswold.

4. Hay miles de años de historia para aprender.

La gente ha estado viviendo en Panamá por casi 7,000 años, con 6 grupos indígenas principales y 7 idiomas que se mantienen vivos. Con más de 400,000 personas nativas practicando y conservando sus historias de manera activa, no puedes irte sin conocer el terreno sobre el que caminas.

Monolitos de piedra en el caño. Crédito: wikicommons.
Una mujer kuna vendiendo molas. Crédito: wikicommons.

5. La historia más reciente es igualmente compleja e interesante.

Para nombrar algunas influencias, el país ha pasado por conquistadores españoles; piratas, además de militares franceses, colombianos y estadounidenses. Sus impactos negativos y positivos se pueden observar en muchos museos y edificios conservados, especialmente a lo largo del Canal. Las fiestas patrióticas se conmemoran con desfiles, espectáculos y fuegos artificiales.

Sitio arqueológico de Panamá Viejo. Crédito: Jorge Alemán.

6. Escapa de la rutina, has un viaje en autobús.

Los panameños y los viajeros aprovechan una diversidad de transporte asequible con opciones en todo el país, desde autobuses Diablos Rojos hasta los taxis acuáticos.

Diablo rojo. Crédito: wikicommons / Canoa motorizada cerca de Boca Chica. Crédito: Katie Griswold.

7. Y encontrar un buen lugar para quedarse es bastante fácil.

Sáltate la cadena corporativa de hoteles y quédate en hostales locales por una fracción del costo y el doble de conexiones humanas. Cada lugar tiene sus propias características, pero el aspecto estándar incluye arte hippie, hamacas, cocinas grandes al aire libre, visitas guiadas locales y un elenco internacional de mochileros itinerantes. Las historias de aventura abundan.

Hostal Villa Vento Surf. Crédito: Kayley You Mak
Bono: los mejores vienen con desayunos con panqueques gratis. Crédito: Charlotte Steeves.

8. Pero nada se compara con las experiencias que tienes con amigos locales.

Si te invitan a una comida al aire libre en la playa, un viaje por carretera, una fiesta de quinceaños, un cumpleaños, un desfile o una celebración navideña: los momentos más memorables que tendrás serán compartidos con tus amigos y sus familias.

Baile en polleras. Crédito: Charlotte Steeves.

9. Acampar es una excelente manera de obtener una sensación figurativa y literal de la tierra.

Nada como la tierra bajo tus pies y las estrellas sobre tu cabeza.

Crédito: Ramiro Solis.

10. Y hay mundos invisibles para explorar en el mar.

10 de 10 peces recomendarían los parques nacionales y las áreas marinas protegidas.

Parque Nacional Portobello. Crédito: Ramiro Solis

11. Hay más rutas secretas de senderismo, cascadas y vistas de montaña de las que tendrás tiempo de descubrir.

Esto es cuando los amigos locales y las conexiones son especialmente apreciadas. No todos los senderos o puntos de referencia se pueden encontrar en los mapas.

Crédito: Ramiro Solis

12. Y los caminos más transitados también tienen vistas bastante espectaculares.

Las rutas de senderismo populares tienen senderos bien mantenidos y están claramente marcadas. Para las personas con menos capacidad física, un automóvil es a veces una buena opción. Las islas de Kuna Yala y el Volcán Barú son dos de los viajes más emblemáticos que puedes realizar.

Kuna Yala. Crédito: Angel Silva en unsplash.com.
Volcán Barú. Crédito: Charlotte Steeves.

13. Cada provincia es totalmente única.

Panamá está repleto de un conjunto increíblemente diverso de culturas, arquitectura, ecosistemas y características geográficas.

Isla Lagarto, Pedasi. Crédito: Katie Griswold.
Altos de Campana, Panamá Oeste. Crédito: Katie Griswold

14. Definitivamente vas a desear tener más tiempo.

Pero siempre puedes aplicar para otra beca...

Santa Catalina al atardecer. Crédito: Katie Griswold.
Back to Top