Mensaje de advertencia

The subscription service is currently unavailable. Please try again later.
Save the bees

Usted está aquí

Salvemos
a las abejas

Guía sobre polinización pretende evitar
la crisis mundial de polinización

Mayo 21, 2018

Tupper, Panamá

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recientemente publicó una versión revisada de The pollination of cultivated plants: A compendium for practitioners, editado por el científico de STRI, David Roubik. Su lanzamiento este año coincide con el primer Día Mundial de las Abejas, el 20 de mayo y contribuye a la conciencia de la importancia de los polinizadores para la seguridad alimentaria y la conservación, además de dirigir los pasos para salvarlas.

El peor de los casos sería severo: secciones de productos desprovistas de la mayoría de las frutas y verduras. Atrás quedaron los brillantes pimientos rojos y tomates. Vacíos los estantes con verduras de hoja verde, zanahorias, berenjenas, manzanas y bayas. Quedan unos pocos tubérculos solitarios y algunas mazorcas de maíz.

Un mundo sin polinizadores sería más que un inconveniente para los compradores de comestibles con mentalidad de salud. Las abejas y sus aliados son vitales para la seguridad alimentaria y la lucha contra el hambre, además del mantenimiento de la biodiversidad y la conservación de las tierras silvestres en todo el mundo.

Sin embargo, los sistemas alimentarios industrializados que llenan los supermercados comparten parte de la culpa de la precaria situación en que se encuentran los polinizadores. El monocultivo, el uso descontrolado de plaguicidas y el desbroce de hábitats naturales contribuyen a su declinación global. El cambio climático global también podría empujar a algunos polinizadores más allá de sus puntos de inflexión.

"Los polinizadores como las abejas han ido disminuyendo en diversidad, si no en abundancia, desde que las personas comenzaron a reemplazar sus hábitats por aquellos adecuados para uso humano", comentó el científico del Smithsonian David Roubik. "Los humanos son en gran parte responsables de este problema y, por lo tanto, también se podría esperar que lo remedien. Cómo lograr esto, sin embargo, todavía no está exactamente claro".

Aquí puede encontrar un enlace a la guía de polinizadores..

The pollination of cultivated plants: A compendium for practitioners aborda el problema en climas tropicales y templados. La guía en dos volúmenes reemplaza a The Pollination of Cultivated Plants in the Tropics publicada en 1995 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). La versión original tenía 12 autores contribuyentes; este tiene 80, lo que subraya la importancia internacional de la polinización.

Desde la edición de 1995, "la apreciación por los polinizadores ha crecido, junto con la comprensión de que podemos perderlos. Pero nuestro conocimiento y comprensión de la polinización de cultivos, la biología de polinizadores y las mejores prácticas de gestión también se han expandido durante este tiempo", explica la FAO.

La introducción de Roubik a la edición abarca los avances en la comprensión de los polinizadores y la polinización en las últimas dos décadas. La inclusión de zonas templadas es demostrar cómo la dependencia a gran escala de la apicultura puede ser parte de la solución para los trópicos. Una vez se temía que se hubieran evitado grandes disminuciones en las poblaciones comerciales de abejas en los Estados Unidos, pero el clima radicalmente diferente de los trópicos plantea importantes preguntas sobre el mantenimiento de la biodiversidad y el potencial de las abejas silvestres para polinizar los cultivos.

"Si bien la situación en la zona templada se está gestionando, más o menos, a menudo no es el caso en los trópicos en lo que respecta a los polinizadores y la polinización. Las economías en estas regiones son, por lo tanto, especialmente vulnerables a los descensos de polinizadores", comentó Roubik.

"Se acerca un punto de inflexión ecológico básico: los trópicos están perdiendo rápidamente una proporción significativa de los hábitats naturales, incluida una gran parte de las especies del mundo, y dependen rutinariamente de esta fauna a menudo infravalorada", comentó.

La guía lleva a los profesionales a través del manejo de polinizadores y la polinización, con estudios de caso diseñados para "hacer cosas" en entornos específicos, y describe herramientas y técnicas de investigación comprobadas para satisfacer las necesidades de un estudio científico efectivo de polinizadores. Queda mucho por investigar sobre los polinizadores silvestres y su potencial para apoyar cultivares.

La búsqueda de nuevos polinizadores manejables, con el objetivo de aumentar su abundancia tanto para la polinización de cultivos como para la flora nativa, requiere planes rigurosos de investigación y experimentación, comentó Roubik. "Identificar polinizadores de plantas de cultivo y flora nativa y aumentar su número requiere una investigación y experimentación rigurosa", comentó.

"Ningún polinizador o servicio de polinización debe darse por sentado", concluye.

Back to Top