Notas de campo
de la Dra. McDonough

Usted está aquí

Estimados colegas,

La Dra. Anne McDonough, Directora Asociada de la División de Servicios de Salud Ocupacional de OSHEM y Líder de Salud Pública del Equipo de Respuesta al COVID-19, regresó recientemente de una misión con la Reserva de la Marina de los EE. UU., donde ayudó en el tratamiento de los miembros con COVID-19 en Guam. Estamos felices de tenerla de regreso y estamos muy orgullosos del trabajo que hizo mientras estuvo fuera.

La Dra. McDonough se ha tomado un momento para compartir su conocimiento de primera mano sobre la enfermedad y su prevención. Sus experiencias, detalladas a continuación, pueden ser una lección y un ejemplo para todos nosotros.

Le agradecemos su servicio. ¡Únase a nosotros para darle la bienvenida!

Sinceramente,
El equipo de respuesta COVID-19


Para aquellos de ustedes que no lo sabían, desde el 19 de abril estuve en Guam con la Marina de los Estados Unidos. Fui con un grupo a montar un hospital de campaña y participé en el cuidado de los marineros del USS Theodore Roosevelt. Es bueno estar de vuelta en casa en el Smithsonian.

Mientras estábamos en Guam, proporcionamos diariamente atención médica, pruebas de COVID-19 y seguimiento de síntomas a más de 1,000 personas positivas a COVID. Había más de 90 trabajadores de la salud que pasaban ocho horas al día en “refugios para huracanes” riendo, llorando, aconsejándose y animándose unos a otros mientras trabajábamos. Utilizamos el equipo de protección personal recomendado, practicamos el distanciamiento físico, hicimos que los marineros usaran mascarillas y nos lavamos las manos con frecuencia. Ninguno de los proveedores de atención médica presentó síntomas ni dio positivo en la prueba.

Quería compartir esto con la comunidad del Smithsonian porque es un relato de primera mano, porque las precauciones de seguridad que tomamos funcionaron. El COVID-19 debe ser respetado, pero no temido. Estas precauciones no eran cómodas, especialmente con el calor y la humedad, pero nos protegían día tras día. Compare esto con los días iniciales del brote de COVID-19, donde el COVID se propagó tan rápidamente y la cantidad de casos nuevos se duplicaba cada pocos días.

La población de Guam es menos de 200,000 habitantes. Todos los días, mientras trabajaba o hacía recados, podía ver que la gente cumplía con el uso de mascarillas y que la gente era respetuosa con el distanciamiento. Tienen un sector de salud pública fuerte, un plan de reapertura sólido, pero recursos hospitalarios y de UCI limitados. El patrón de infecciones de Guam es más claro de lo que vemos en las comunidades más grandes y móviles de los Estados Unidos. El bajo número de casos intermitentes demuestra que las restricciones que tienen están funcionando. Donde hay grupos de casos y evidencia de propagación comunitaria, un factor común fue la pérdida de enfoque en la prevención de la propagación de la enfermedad. Incluso con precauciones, el riesgo todavía existe, pero aquellos que no practican una socialización segura tendrán un riesgo mucho mayor de contraer COVID-19.

Cada uno de nosotros tiene un papel importante que desempeñar al hacer nuestro mejor esfuerzo para protegernos unos a otros, a nuestra comunidad y a nuestras familias mientras el COVID-19 aún se está propagando. Siempre habrá algún riesgo, por ejemplo, el gobernador de Guam dio positivo esta semana, pero a medida que evitamos los puntos críticos, usamos PPE y CPE, y nos cuidamos unos a otros dando algunos pasos hacia atrás, podemos reducir ese riesgo. Podemos usar como ejemplo a Guam, donde la propagación general de la comunidad es baja.

Por lo tanto, gracias por informar los casos positivos al Smithsonian, lo que permite a nuestro equipo de OHS realizar un seguimiento de los contactos y advertir a los demás sobre su mayor riesgo sin sacrificar la privacidad. Gracias por ser flexibles con los horarios, turnos y teletrabajo para permitirnos continuar con nuestra misión hasta que disminuya el riesgo para nuestros empleados esenciales. Gracias por cubrirse la cara de manera adecuada, practicar el distanciamiento físico, limpiar con atención y quedarse en casa mientras está enfermo: proteja a todos.

Anímese, puede que parezca que somos nuestra propia pequeña isla dentro de la comunidad en general, pero si somos diligentes, cosecharemos los beneficios mientras corremos este maratón.

Manténgase sano y salvo

Anne McDonough MD MPH
Responsable de salud pública, respuesta COVID-19 de SI
Directora Asociada de Servicios de Salud Ocupacional, OSHEM 

Back to Top