Avances Científicos

¿Cómo sobreviven las ranitas túngara a un hongo mortal?

August 04, 2014

¿Cómo sobreviven las ranitas túngara a un hongo mortal?

Ryan y su equipo se prepararon muestreando la piel de las túngara durante cuatro temporadas de giras de campo antes que el quítrido atacara en el 2012. Hasta ahora, el impacto parece mínimo

Cuando Mike Ryan comenzó a trabajar con las ranas túngara en Isla Barro Colorado en 1978, su interés era la evolución de la selección y la comunicación sexual. Décadas más tarde, su preocupación cambió a la supervivencia de esta especie emblemática a medida que un hongo mortal avanzaba hacia sus sitios de investigación alrededor del Canal de Panamá.

Ryan y su equipo se prepararon muestreando la piel de las túngara durante cuatro temporadas de giras de campo antes que el quítrido atacara en el 2012. Hasta ahora, el impacto parece mínimo. “Hasta donde sabemos, el quítrido no está acabando con las ranas túngara”, comentó Ryan, que ha ayudado a hacer de la Engystomops pustulosus la rana más estudiada en Panamá.

Mientras que el hongo no suele matar a las ranas túngara, las tasas de infección son altas. Esto plantea nuevas interrogantes para Ryan y su laboratorio en la Universidad de Texas en Austin. ¿El quítrido obstaculiza el crecimiento y el éxito reproductivo de estas ranas? ¿Posee su supervivencia alguna pista para los científicos que buscan una cura?

Las túngaras que viven en tierras bajas pueden sobrevivir porque el quítrido es más letal en elevaciones más altas y frías. Los estudios han demostrado que algunos anfibios resistentes al quítrido en los Estados Unidos y otras partes del mundo comparten un gen del sistema inmunológico en particular. Las túngaras pueden poseer un alelo similar.

“Si todos ellos tienen el mismo alelo que les da cierta resistencia al quítrido, entonces seríamos capaces de hacer conjeturas en cuanto a cómo se podría estar contribuyendo a la mejora de la supervivencia”, comentó Ryan durante uno de sus viajes anuales de muestreo de túngaras con Emma, su intrépida ayudante de campo e hija adolescente. “Estamos interesados en el quítrido, principalmente en el aspecto epidemiológico de la conservación. Pero incluso ese proyecto se enlaza con la gran interrogante de la comunicación sexual.”

Regresar

PrintImprimir   ArchiveOtros artículos   Send your commentsComentarios